Una travesura escolar

Cuando llegó el viernes no hice más que pensar en mi hazaña. En ver la cara que pondría Sandoval al responderle con acciones y una que no lo olvidará así nomás. Hasta puede que le hayan hecho cosas peores. En fin, yo sólo quería que no se meta más conmigo ni con Nasthia. Ese día, estudiaba junto a Felipe, ́Pedro y Luis todos sus movimientos, hasta como cogía el plumón por así decirlo. Y llegó el momento, ese momento donde no olvidará mi nombre . Desde la puerta del salón de clases miraba cuando ingresaba al baño, pero sin sus llaves, porque a veces tenía la costumbre de esperar a que salga la persona que estaba ahí y ya no llevaba sus llaves y el entrar. Para favor mío eso sucedió y salimos sin prisa y pausa del salón para darle su regalito. Llegamos, metimos la llave y cerramos el baño y desde arriba tiramos huevos, agua sucia, pica pica y todo lo que habíamos llevado. Y de la desesperación grita:

Chibolos de mierda, ya se jodieron y que yo me entere quien haya sido verá las consecuencias.

Yo me asomé a la pequeña ventana donde le tiramos todas esas cosas, miré su cara de rabia e impotencia que poco o nada me importó en realidad y le dije:

-así que te gusta coquetear ¿y tú quien carajo te crees para estar así con Nasthia?

-sospechaba de ti Alonso, pero jamás pensé que llegarías a tanto.

-ahora ya sabes de lo que soy capaz…

2 comentarios sobre “Una travesura escolar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s