Un magnífico tesoro

Marcelo decide estudiar mandarín en un conocido centro de idiomas. Se matricula por las tardes.Jjusto lo hace el mismo día que inicia. Era una tarde de junio. Una larga cola para inscribirse y ni bien termine, a clases. Esto le tomó una hora y quince minutos aproximadamente.
Finalmente entra al aula tímidamente(es una persona muy introvertida), saca su iPad para entretenerse en lo que espera para empezar clases, sus compañeros de aula empiezan a llegar. Él se pone nervioso, inquieto, ligeramente ansioso (suele reaccionar así cuando esta en un lugar que no conoce a nadie)
De pronto, ingresa una señorita de tez blanca, delgada, cabello negro y lacio, colocó sus libros en su escrito y escuetamente nos dijo:


– 下午好,我是他的老師的普通話中文 (Buenas tardes, soy su profesora de chino mandarín)

Marcelo se sentía perdido, ya se daba por vencido de que no iba a rendir como esperaba. La profesora Yang Chang empezó a hablar en español, contando su experiencia. Ella es peruana de origen chino, hizo que cada uno se presentara. En eso, era turno de Marcelo, mostró una sonrisa tímida, mirando al piso se presentó y la profesora le dijo:

-Mucho gusto Marcelo, haremos un buen equipo de trabajo. Es normal que la primera vez se muestren tímidos, es cuestión de confianza, así que vamos poco a poco.
-Muchas gracias profesora- respondió Marcelo
Empezó la clase y para eso la profesora Yang decide formar grupos de dos. Era un problema para Marcelo ya que es autodidacta porque es tímido. La profesora Yang decide colocarlo con una bella señorita, de tez blanca, cabello castaño y sobretodo muy risueña. Ambos se miran y de pronto, ella le busca la conversación:

-Hola Marcelo me llamo Nadia mucho gusto
-Igualmente ¿trabajemos de una vez? Respondió tímido.
Esta bien.

En lo que avanzaban el trabajo, Marcelo y Nadia conversaban. Al culminar la clase salieron juntos con dirección a la cafetería. Ella se sorprendió que se habia soltado tan rápido. Marcelo ya no estaba tan nervioso como al principio. Tan solo bastó unas horas para tener una química tremenda. En esas horas conversando intercambiaron WhatsApp, Instagram, etc. Al día siguiente Marcelo dejó de ser el chico tímido. Poco a poco conversaba con todo el salón, pero encontró mucha confianza en Nadia. Participaba en clases, se convirtió en su compañera de trabajos y en una gran amiga para él. Los meses pasaban y la amistad entre Marcelo y Nadia crecía más. Salían a pasear, a tomar café, conversar, a comer, iban a fiestas, hacían sus tareas e incluso pasaban horas leyendo y practicando chino en la biblioteca. Un día tenían que reunirse por la tarde vía Zoom para hacer un trabajo final, Marcelo la llamaba, le escribía mensajes sin éxito. Se preocupó al no ver que Nadia no escribía o llamaba para hacer el trabajo. Cuatro horas después Nadia le envía un mensaje diciendo:

-Lo siento, me había quedado dormida ¿ Puedes creer que he dormido desde la una de la tarde?
-jajaja suele pasar, te lo digo por experiencia ¿Todo bien Nadia?
-Por supuesto ¿Tú cómo has estado?
-Atareado, pero ahí vamos.


Duraron cincuenta minutos haciendo su trabajo final, estaban conectados desde las seis de la tarde hasta las tres de la madrugada conversando, cantando, contando uno que otro chiste, compraron entradas para un concierto de rock que se llevará a cabo en unos meses. Una bonita madrugada cibernética al lado de su gran amiga. Marcelo jamás había tenido esa confianza con una chica pues el es tímido (creo que era su primera amiga) Todo estuvo genial por seis meses, eran como hermanos. Llegó diciembre en una de esas conversaciones Marcelo tuvo que cambiarse de turno ya que empezaría a estudiar su carrera y Nadia tenia que finiquitar los preparativos para viajar ya que se le presentó la oportunidad de trabajar en el extranjero. Era difícil para ellos seguir en el mismo turno. Al culminar la sexta fase, ambos se reunieron en cafetería para conversar de los planes que cada uno tenía, en eso Marcelo coge su maletín y saca una pequeña muestra donde había un dibujo de un panda comiendo bambú y decía una frase:

“Para ti amiga mía, gracias por escucharme, ser una guía, estar conmigo en las buenas y en las malas y por aceptarme tal cuál soy. Doy gracias a Dios por haberte puesto en mi camino, tu existencia es una bendición para mi. Quien ha encontrado a Nadia ha encontrado un magnífico tesoro”.

Jimmy

Ayer fui a la Feria del Libro y cuando llegué estaba a diez minutos de empezar la presentación del nuevo libro de Jimmy y de un descuido de algunas personas me colé e ingresé lo más rápido que pude. Corrí con la excusa de entrar a ver una cosa. No podía perderme este momento porque había esperado dos pandémicos años.

Estuve haciendo largas colas luego de su conferencia para ver que me firme su último libro y muchas personas saben cuánto lo admiro y respeto. Admiro esa habilidad para expresarse entre letras ese sarcasmo y esa manera innata de hablar sin esforzarse tanto.

Estuve más de dos horas, el frío se apoderó de mi y dos tazas de café también. Hice algunos amigos en plena cola. Hablábamos de la vida y de la religión. En uno de esos momentos, fui al baño otra vez y antes de entrar veo a una monja y ella me preguntó para que era esa cola y yo le respondí que es para pedir autógrafos a Jimmy y ella me dijo que hago mal estar ahí, que él no es un ejemplo por ser agnóstico.

Sólo la miré y le dije que a mí me gusta leerlo porque es divertido y ella me miró algo así como cuando te decepcionas de alguien. Yo seguí mi camino.

Y en ese instante, me acordé de la firma de libros de Camilo..
-como pude olvidarme de eso- pensé y a la vez me sentía un mal amigo porque por whatsapp ya había quedado con él y verlo.

De pronto veo en mi celular unos quince mensajes de Camilo y luego veo mis historias de Instagram y ya había visto que estoy en la Feria. Veo a groso modo que me escribió en instagram:
-así que estás aquí- me hice el loco

Volví a la cola y avanzó más rápido de lo que imaginé. Logré ver a Jimmy, firmó mi libro y nos tomamos una foto y lo felicité y al toque subí otra historia de Instagram y a los minutos Camilo me respondió:
-quedate con esa cabra vieja y que te lleve a Miami huevon-

Se me congeló el cerebro por lo que me dijo

Ha sido un viaje para aprender

Hoy no es un día fácil para mi. Hoy me cuestiono muchas cosas. No sé si hice bien o mal, no sé si he sido muy abierto o muy estúpido. No sé si realmente te gusta todo esto o solo pasabas el rato conmigo. No sé en qué termine todo esto entre tú y yo.

Sé que había mucho por dar y hacer. Pero ¿sabes? Estoy cansado de lo mismo, estoy cansado de que no te atrevas, no seas directa, no digas lo que pienses y andes con rodeos. Puedo quererte, pero me quiero más a mí. Puedo sentir muchas cosas por ti pero ya estoy cansado. Un verdadero amigo apoya, motiva, no dice cualquier disparate.

Quise lo mejor para los dos y eso lo sabes. Soy consciente que ambos tenemos las cosas claras en ciertos aspectos. Tenemos mucho por hacer pero no podemos ser egoístas de lo que sentimos o no sentimos. Intuía que esto en cualquier momento llegaría pero no quería aceptarlo y también siento cómo vas a reaccionar cuando leas esto. Ha sido una experiencia muy chevere conocerte. No te niego que me llamó mucho la atención cuando te vi, la primera vez que nos conocimos, esa persona de carácter que creí conocer y admiraba. Cuando salimos a comer, cuando fuimos por un café y las cosas estaban fluyendo.

Ha sido una temporada divertida a tu lado. Aprendí y seguiré aprendiendo de ti porque me llevo conmigo tus frases, tus cosas lindas y tus intentos de luchar en la vida. La pasión que le pones al baile y el canto. Ha sido el mejor viaje que he podido tener en mi vida pero ya llegó a su fin. Quizá se nos acabó la magia, quizá tienes otras miras o quizá me excedí de expectativas. En fin, sólo quiero que sepas que te deseo lo mejor y que sigas luchando por lo que amas. Donde me encuentre te deseo buena vibra, yo ya no quiero seguir en ese viaje porque ya me cansé. Sé más empática y no supongas.

Gracias por los aprendizajes y por tu estancia en este tiempo. Ha sido  un viaje para aprender.






Estoy emocionado

Hola! Que lindo es escribir para ustedes. Como muchos saben el día de mañana estoy de cumpleaños. Soy de los que se emociona por cumplir un año más de vida, porque también significa nuevos desafíos y nuevos sueños por cumplir.

Estoy agradecido por lo que he ido logrando como profesional, cómo escritor, cómo ser. Recuerdo cuando hace un año y unos cuántos meses la ansiedad y la depresión se apoderaron de mi. Pude salir paso a paso con la ayuda de mi psicóloga,.mi terapeuta holístico y un conocido Youtuber ( el no sabe cuánto me ha ayudado el se llama Ioanis y su canal se llama iOA) así que si lo conoces y hablas con él, te agradecería que le hagas llegar este artículo porque el ha hecho mucho por mi aunque el no lo sepa.

Ese proceso me detuvo unos meses. Así como cuando vamos corriendo al médico por un dolor de estómago, de dientes o cualquier malestar físico, también debemos darle esa importancia a la salud mental. Por experiencia se los digo, si algo no está bien, pues vayan a un especialista y al que ustedes se sientan cómodos.

Se viene un nuevo año de vida y con ello muchas metas por cumplir. Una de ellas ya se las iré contando en mis redes sociales. Cada cumpleaños me emociona, me hace recordar al niño que esperaba ansiosamente ese día para celebrarlo en una fiesta. Hoy armo mi propia fiesta, bailo a mi ritmo, con lo que más me gusta y sobretodo hago las cosas que amo. Quiero decirte que todo se puede en esta vida. Te regalo buenos deseos, mucho, amor, optimismo y ganas de crecer porque el mundo es y siempre será tuyo.

El momento perfecto lo creas tú. Celebro mi día mañana de la misma forma que celebraré tus triunfos.

Un hermoso despertar

Últimamente te pienso más que ayer. Me encanta cuando llega la noche porque es dónde te puedo ver. La vida nos está dando esa oportunidad de viajar juntos, agarrarnos de la mano y de ir por nuestros objetivos. Que lindo sería eso. Así como cuando apareces en mis sueños y lo único que hago es contemplarte, admirarte, aplaudirte, sentirte y dejarme cautivar por tu coqueta pero tierna mirada.



Últimamente amo ir a dormír porque sé que ahí vas a estar. Me encanta cuando hacemos planes, cuando salimos a caminar, reímos, háblamos de la vida y una que otra pavada. Si, no dejamos de ser nosotros. Despertamos nuestros niños interiores con nuestras ocurrencias Si te vuelves a aparecer en mi sueño, quiero que sepas que tienes todo mi cariño y sé que yo tengo el tuyo. Es extraño todo esto, pero empiezo a quererte mucho y ya eres especial para mí. Sé que andas por ahí y créeme que cuando nos veamos haremos todos estos planes y más. Mientras, sé feliz así como yo también lo soy. La vida nos está preparando para algo maravilloso. Soy consciente que nos veremos. Al despertar esto pasará a ser una hermosa realidad.

Adiós

¿Por qué siempre soy yo?
El que te llama, te escribe y saber si andas bien o no.
¿Por qué siempre soy yo?
El que te dice para salir o para vernos, para ir al cine, al teatro o para ir a comer una pizza, un chifita o unos makis.
¿Por qué siempre soy yo?
El que tiene que estar pendiente de todo. De sí ya comiste o la vida te sonríe o no.
¿Alguna vez te has puesto a pensar si me hiciste falta?
Te digo que si y mucho. Han sido unos meses muy decisivos para mi. Pero ya me cansé de ser yo quien siempre toma la batuta. Ya me cansé de ser quien te esté buscando para salir o hacer hora. Ya me cansé de ser yo quien te escribe y no espera respuesta alguna. Ya me cansé de no tener mi lugar. No te pido que dejes a todo el mundo por mi, pero si te pido respeto y atención que es lo que yo te brindo.

Ya me cansé de ser yo quien siempre está para ti. Cuando murió mi mamá no te vi. Sólo recibí una puta llamada de un minuto dándome consuelo, cuando lo que yo quería era tu hombro para llorar, pero preferiste quedarte más días en el sur y cuando llegaste no fuiste a verme. Fui yo quien lo hizo. Cuando murió tu mami yo estuve desde siempre para ti y al parecer se nota que te importaba una mierda mi vida.

Siempre estuve para ti y cuando te necesité realmente esperaba lo mismo de ti. Lo curioso es que de quien menos pensaba o imaginaba ha estado ahí.

¿Eres consciente de que una amistad es como una relación?
No, creo que no tienes idea de eso. No sólo yo debo empujar el coche, sino tu también. Porque si sólo yo lo empujo, puedo cansarme y te cuento que ya me cansé. Ahora creo que estoy aclarando por qué no me apareci en tu graduación y tampoco te saludé por tu cumpleaños. Vi las historias en Instagram que estabas vacilando rico, vi un TIKTOK, ví las historias de WhatsApp de los amigos en común que tenemos felicitándote por ti día y no tuve un ápice de ganas de saludarte por protocolo. No se me pegó la gana. Ya no te mereces mi tiempo.

Hoy suelto esta relación. Hoy decidí ya no seguir más con esto. Sé cuánto te duele mi decisión, pero ya es hora de pensar en mi, porque yo también soy importante.

No finjas que ahora te preocupas por mi. Recuerda aquel día que de la nada me dejaste de hablar porque pensamos diferente y es verdad y respeto eso. Me dijiste que era cero tolerante porque tú eres progre y yo no quiero serlo e incluso me dijiste que no soy alguien de tu mera confianza. Si no confías en mí ¿por qué no damos por terminado esto? Es irónico tienes el descaro para decir cosas que dejan mucho que pensar, que ser cien por ciento transparente.


No quiero saber más de ti. Hoy he decidido cerrar un círculo y ordenar mi vida y tú ya no eres parte de ella.
Ha sido un gusto el haberte conocido. Espero que seas muy feliz porque yo desde ahora ya lo soy.





Eres libre

Eres libre de hacer lo que te da la gana. Eres libre de tomar las riendas de tu vida y dar ese paso gigante.
Quiero invitarte a que descubras ese potencial que hay en ti. Tu vida puede dar un giro en menos de lo que tú crees . Tu historia puede ser otra y muchas veces todo lo que sucede se puede resumir en calidad de tiempo. Eres libre de elegir la dirección que quieres caminar. Sé él o la protagonista de tu vida.

Eres libre de elegir tu compañía, de estar al lado de personas que te motiven a ser mejor y saquen esa mejor versión que tienes. Muchas veces los límites están en nuestra mente. Está bien ir con todo, pero también está bien no querer hacer nada un día y tomarse un respiro. Tira la toalla en la playa, mas no para rendirte. La vida es hermosa y lo es más si hay equilibrio de por medio. La vida es lo que te pasa mientras estás sentado haciendo otros planes.


Sólo quiero que sepas que eres libre de elegir lo que sea bueno para ti y en todas las áreas de tu vida. Te deseo un excelente septiembre y que nadie te detenga por esa meta que estás trabajando. El momento es ahora, la vida es AHORA

Con mi abogado no te metas

Cristóbal llama a Emilia molesto porque no iré a jugar golf. Yo soy muy poco de cancelar planes, pero el resfriado fue mucho más fuerte que mis ganas de ir a las seis de la mañana a jugar. El doctor Carlos me sugirió no salir y como también quería sanarme rápido, pues le hice caso.
No estoy muy bien emocionalmente Me cuesta asimilar la partida de Martin y he estado triste estos días porque perdí un gran amigo, una persona que si hay algo que me ha enseñado es que si amas algo, eso se hace con pasión. El frío en mi ciudad es intenso y estamos viviendo el invierno más fuerte después de mucho tiempo. A mi me gusta el invierno, pero éste no lo soporto porque siento que respiro agua en vez de aire.

Llamé  cinco veces a Cristóbal sin éxito. Le envié un WhatsApp diciéndole que no podía ir a jugar, que estoy que salgo del resfriado. Incluso me hice una prueba de descarte COVID la cuál fueron a mi casa a realizarla. Imagínate cuánto me he estado cuidando y siguiendo al pie de la letra las indicaciones del doctor Carlos. Me enviaron mis resultados por correo y salí negativo.

Le conté con alegría a Cristóbal y me respondió fatuo (cómo suele serlo por chats, porque cara a cara no tiene los huevos) Emilia también le escribió y su respuesta fue arrogante, cero empática, cómo si le importara un carajo lo que le estaba contando. También le escribió Benito, mi abogado y un gran amigo con el que frecuentamos para jugar golf, frontón y para tomar vinos. Pensé que con Benito la cosa sería más suave, pues, también le respondió irritado.
Benito me envía captura de la conversación de ambos y me molestó esa actitud. Yo le respondí en negrita lo siguiente:
– Toma un respiro y nadie tiene la culpa de lo que te pasa. Con mi abogado no te metas.

Últimamente Cristóbal suele ser renegón, a veces mala leche, a veces salado. No sé si es así en realidad, no sé si es su base cuatro que lo hace así. No sé si la climateria ya lo está visitando. Reniega por todo. Por eso dejé de ser su roomate. Aparte que no aguantaba el olor a marihuana barata y cigarros. Ya estaba harto de ciertas actitudes. Quizá por eso las chicas que conoce en Tinder no duran con él. Quizá por eso ni su perro lo aguanta. Nadie aguantaria a alguien con esa actitud berrinchuda, cero empática y con ese espíritu de siempre querer tener la razón.

Y eso que no cuento el desplante en Osaka. No cuento cuando se le cruzaron los cables en estado de ebriedad y nos botó a todos de su antigua casa. Ojalá recapacite y se de cuenta de las cosas. No basta ser positivo, también hay que ser coherentes.

Me dirijo a ti

Hola, me dirijo a ti. Quiero contarte que estoy feliz en estos momentos. Hoy no es un día cualquiera para mí. Hoy se cumplen siete años desde que decidí seguir mi pasión. Ya había descubierto cuál era mi propósito de vida, y la verdad es que ya dejé de vivir un sueño porque hoy vivo mi realidad. Una realidad que la veía muy lejana o casi imposible de alcanzar.

Algo muy importante que debes saber es que no a todo el mundo le va a gustar cuando tomes decisiones para ir tras esa meta. Hay gente que va a creer en ti, te van a felicitar y decir cosas bonitas y se siente cuando es desde el corazón. Hay gente biempensante, también están los tóxicos, los perros del hortelanos y los que te desean el ‘bien» pero no me mejor que a ellos.

Así como buscas limpiar tu casa, tu auto, tu bici, tu moto, tu cara o incluso tus dientes y tomar los tan famosos detox, debes buscar limpiar tu mente y lo que te rodea. Quizá esto último que te digo suena medio extraño, pero es importante saber dónde y con quién compartes tu energía, tus ideas, tu esencia y a quién le pides un consejo.

Tengo unas nuevas metas por lograr y estoy firme trabajando. Lo que si te doy fe es de que si quieres llegar a ese peldaño, busca a quienes ya llegaron, quienes se esforzaron a más no poder para lograrlo y en lo posible busca compartir espacio con esas personas porque te sabrán guiar, te darán las pautas y créeme que será una de las mejores lavadas de cerebro que tendrás en tu vida en el buen sentido de la palabra. Con eso no te digo que ya no te hables con Pepito o Juanito. Lo que sucede es que al momento de dar un consejo o querer guiar en algo, muchos son expertos, muchos saben del tema, pero hay una frase que un gran amigo y uno de mis mentores me compartió y dice:
-Oigo con atención y respeto a todo el mundo, pero decido seguir los consejos de las personas que están donde yo quiero estar.
Es algo que me marcó para toda la vida. La coherencia, el hacer las cosas cuando nadie te ve, eso siempre marcará la diferencia.

Te abrazo fuerte y recuerda que el que sigue, la consigue.

Nada serio

Llegué a su casa, pero antes de tocar la puerta y salir con ella, quise caminar y llenarme de valor. No es fácil para ella lo que le voy a contar, pero mi felicidad está de por medio y hoy de una buena vez decido ser cien por ciento libre.


.- Hola Valentina
– Hola chico bello ¿Nos vamos ?
– Si, por favor.
Y subimos al taxi con dirección al Olivar. En ese parque me han sucedido las cosas más icónicas. Le tengo mucho amor a ese lugar y también tengo algo de murria.
-Debo confesarte algo Valentina. Espero que me entiendas.
– ¿Puedes ir al grano?
– Soy gay Valentina es eso lo que te quería confesar. Por los años que hemos estado juntos quería ser sincero contigo.
– ¡Ay! Que gracioso eres.
– No estoy bromeando Valentina.

Ella se quedó callada por unos minutos y le salieron unas cuantas lágrimas
– No puedo asimilar lo que me estás contando. ¿En qué momento te diste cuenta que eras gay?
– Desde siempre. Sólo que me ha costado mucho ser libre. Años atrás vivíamos en una sociedad pacata y puedo decir que hoy eso ha ido mejorando significativamente.
– Tu no puedes ser gay porque yo te amo.
– Pero yo también me amo y por amor decidí gritar a los cuatro vientos lo que realmente soy. La vida es una y no puedo permitirme no ser feliz en esta fiesta.
– Perdóname por lo que te dije. No debo atacarte ni juzgarte de esa forma. ¿Tu familia saben del tema ?
– Si, ya les dije. Y la verdad lo tomaron tranquilos. Creo que ellos ya sabían en el fondo. Aparte yo vivo sólo y si estaban en desacuerdo no me importaba.
– Tengo una curiosidad ¿Cuando hacíamos el amor pensabas en hombres ?
– Si y créeme que por más que lo evitaba pensaba que lo hacía con un chico. Como te vuelvo a decir no fue fácil para mí.
– Ahora entiendo todo.

Valentina lo abrazó fuerte. Él se puso a llorar por el momento. Él sintió apoyo finalmente por ella
– ¿ Jazmín sabe que tú eres gay?
– Es mi mejor amiga en realidad. Y no sabes cuánto tiempo me ha ayudado a llevar esta careta. Hace una semana «terminamos» Ella es un amor de persona. Ella me ayudó en mi proceso. Por eso cuando salga a la fama será la primera en agradecerle y ahora a ti también. No puedo olvidarme de Anastasia que también se las olía, pero como ella es toda una dama y muy respetuosa, jamás me dijo nada o me lanzó alguna indirecta.
– Y pensar que yo tenía celos de ella.
– Más bien en un ratito me viene a recoger Gerardo porque iré a casa de mi chico.
– ¿Tienes enamorado?
– Y somos muy felices. Mañana cumpliremos un año. En tu próxima llegada a Perú te voy a presentar. Él es coreógrafo y está estudiando actuación.
– Me alegra por ti. Aunque te soy honesta, mi corazón se hizo chiquito porque yo te sigo amando, pero parte de amar también es dejarte volar y ver que seas muy feliz.
– Admiro eso en ti. Te quiero mucho mi querida Valentina.
– Oye chiquito, ¿y las chicas con las que saliste en Panamá?
– Nada serio querida.