Nada serio

Llegué a su casa, pero antes de tocar la puerta y salir con ella, quise caminar y llenarme de valor. No es fácil para ella lo que le voy a contar, pero mi felicidad está de por medio y hoy de una buena vez decido ser cien por ciento libre.


.- Hola Valentina
– Hola chico bello ¿Nos vamos ?
– Si, por favor.
Y subimos al taxi con dirección al Olivar. En ese parque me han sucedido las cosas más icónicas. Le tengo mucho amor a ese lugar y también tengo algo de murria.
-Debo confesarte algo Valentina. Espero que me entiendas.
– ¿Puedes ir al grano?
– Soy gay Valentina es eso lo que te quería confesar. Por los años que hemos estado juntos quería ser sincero contigo.
– ¡Ay! Que gracioso eres.
– No estoy bromeando Valentina.

Ella se quedó callada por unos minutos y le salieron unas cuantas lágrimas
– No puedo asimilar lo que me estás contando. ¿En qué momento te diste cuenta que eras gay?
– Desde siempre. Sólo que me ha costado mucho ser libre. Años atrás vivíamos en una sociedad pacata y puedo decir que hoy eso ha ido mejorando significativamente.
– Tu no puedes ser gay porque yo te amo.
– Pero yo también me amo y por amor decidí gritar a los cuatro vientos lo que realmente soy. La vida es una y no puedo permitirme no ser feliz en esta fiesta.
– Perdóname por lo que te dije. No debo atacarte ni juzgarte de esa forma. ¿Tu familia saben del tema ?
– Si, ya les dije. Y la verdad lo tomaron tranquilos. Creo que ellos ya sabían en el fondo. Aparte yo vivo sólo y si estaban en desacuerdo no me importaba.
– Tengo una curiosidad ¿Cuando hacíamos el amor pensabas en hombres ?
– Si y créeme que por más que lo evitaba pensaba que lo hacía con un chico. Como te vuelvo a decir no fue fácil para mí.
– Ahora entiendo todo.

Valentina lo abrazó fuerte. Él se puso a llorar por el momento. Él sintió apoyo finalmente por ella
– ¿ Jazmín sabe que tú eres gay?
– Es mi mejor amiga en realidad. Y no sabes cuánto tiempo me ha ayudado a llevar esta careta. Hace una semana «terminamos» Ella es un amor de persona. Ella me ayudó en mi proceso. Por eso cuando salga a la fama será la primera en agradecerle y ahora a ti también. No puedo olvidarme de Anastasia que también se las olía, pero como ella es toda una dama y muy respetuosa, jamás me dijo nada o me lanzó alguna indirecta.
– Y pensar que yo tenía celos de ella.
– Más bien en un ratito me viene a recoger Gerardo porque iré a casa de mi chico.
– ¿Tienes enamorado?
– Y somos muy felices. Mañana cumpliremos un año. En tu próxima llegada a Perú te voy a presentar. Él es coreógrafo y está estudiando actuación.
– Me alegra por ti. Aunque te soy honesta, mi corazón se hizo chiquito porque yo te sigo amando, pero parte de amar también es dejarte volar y ver que seas muy feliz.
– Admiro eso en ti. Te quiero mucho mi querida Valentina.
– Oye chiquito, ¿y las chicas con las que saliste en Panamá?
– Nada serio querida.

Anuncio publicitario

2 comentarios sobre “Nada serio

Responder a Angélica Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s