Quince de abril

Hoy desperté como de costumbre. Hice casi todo como de costumbre. Días atrás tuve sentimientos encontrados. Por un lado quería que el tiempo pase y por otro pues no porque ya se acercaba el quince de abril. Hoy desperté y me di cuenta que son cinco años sin ti. Son cinco años donde hablamos por última vez. Dónde te vi, te di un beso y conversamos por última vez. Muy en el fondo sabía que esto sería nuestra última plática, pero yo no lo aceptaba. Quiero que sepas que en esa última plática no sé de donde saque demasiada fuerza para no llorar, pero cuando nos tuvimos que separar, no pude contener las lágrimas.

Hay muchas cosas que han pasado a lo largo de estos cinco años. Han pasado cosas bonitas, cosas no tan bonitas.He avanzado en muchos proyectos, como en algunos he aprendido. He conocido gente que vale la pena y también he dejado ir gente que ya no tenía caso seguir. Tu sabes que yo soy súper agradecido y eso me lo enseñaste tú. 

Me encantaría que estés aquí para celebrar las cosas que están pasando. No tienes idea de cuánto extraño ir una tarde contigo por un café, un postre o simplemente irnos a comer a la calle porque hoy no se te antojaba comer en casa. Sé que desde donde estás me miras, me cuidas y te ríes de cada ocurrencia mía e inflas el pecho de orgullo por cada paso que doy.

Quiero que estés tranquila porque tengo mucha gente linda a alrededor y de esos sueños que hablábamos, hoy se están materializando. Salud por eso mamita. Te mando un beso gigante al cielo y recuerda que hijo el Rockstar siempre te recuerda y te lleva aquí. Te amo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s