Mi nueva vida

Soy un exitoso estudiante de Medicina y uno de los miembros de la comitiva de mi universidad. Pese a mis veinte años lo estoy logrando todo. Soy el mejor alumno de mi facultad. Cuatro años de relación con una chica cuatro años mayor que yo. Soy columnista de la revista de estudiantes de mi universidad y a mediados de este año iré a Estados Unidos a un intercambio y a la vez iniciar prácticas en una de las mejores clínicas.

-Debo confesar que esto no me hace feliz (sólo mi relación con Ana)…
-¿Por qué dices eso? me pregunta Facundo
-Tu sabes que desde pequeño he amado la aviación, todo lo relacionado a las fuerzas armada y la marina. Si bien es cierto, jalé dos veces el examen por no saber nadar y ahora quiero quitarme esa espina y saber que se siente ser un aviador, que se siente dirigir un viaje de Lima a Cuzco y mas allá. Quiero vivir de lo que amo. Lo que paso es bonito, pero nada como hacer lo que te apasiona.

Un momento estuve sólo pensando en el malecón y decidido voy a casa y converso con mis padres en la sala. Les cuento lo que quiero hacer y la respuesta fue…

-Hijo, siempre supimos que te inclinarías a esta carrera algún día y déjame decirte que lo que hagas, hazlo con amor, vive con pasión. No hay nada más hermoso que eso. Sé que es un cambio radical lo que estás decidiendo, pero ¿sabes? enamórate de la vida, de tu carrera, de tus sueños. No hay peor traición que no hacer lo que amas hijito.
-Nunca pensé escuchar eso de ti mamá
-Hijo, tanto tu padre y yo te apoyaremos. En tu mirada se nota que estás pensando el qué dirán ahora y que va a pasar y nunca lo sabrás si sigues tus sueños. Nosotros te vamos a apoyar.
-Los amo tanto padres míos, gracias por el apoyo y el soporte. Ustedes son mi mayor inspiración.

No fue fácil tomar esta decisión. Así como lo lees, no lo fue. Recibí criticas, burlas y comentarios de amigos que decían que estaba loco y que era un mediocre por lo que decidí y que moriría de hambre y entre otras cosas más.

Definitivamente la vida te da lo que siembras, si quieres ser rico ve por ello, si quieres ser el mejor, haz lo mejor y júntate con personas mejores que tú y que te sumen en tu vida. Hacer lo que amas es felicidad. Porque cuando haces lo que amas no lo sientes una obligación, sino es tu día a día. Amate y serás amado, motivate y serás inspiración para otros, vence los miedos y serás un creador de grandes historias y fuente de inspiración para tus semejantes. Han pasado siete años desde que inicié mi nueva vida y acabo de ser capitán en una de las mejores aerolíneas del mundo. Mi motivación es mi familia y mi inspiración los que no creyeron en mi.

Recalco una vez más que no fue fácil pasar de estudiante de medicina a aviador. Pero cuando tu por qué es más grande que todo y tu fe, determinación y persistencia te lleva a lo que anhelas, nada ni nadie te detiene. Eso es felicidad amar lo que haces, compartir experiencias y ser.

El éxito no se mide con cuanto dinero posees, cuantos autos tienes, sino como llegas a tu meta, la vida es ahora y hay que disfrutarla con amor y mucha pasión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s