Parte 03

Desperté a las ocho de la mañana y ella seguía durmiendo. Fui a tomar un baño, cambiarme y preparar el desayuno. Ella seguía durmiendo y yo quería sorprenderla con ese detalle. Casi las diez de la mañana, ella despierta y me mira sonriente, me manda un beso volado y se queda mirando la mesa y me pide que le espere unos cuarenta minutos para que se aliste, estemos un rato y luego irse a clases.

Desayunamos, nos reíamos y nos acordamos de lo chevere que la pasamos en el cine, caminando y el restaurante. Ella volvió a coger mis manos y yo la miraba fijamente. Tenía la posibilidad de darle un beso pero no me atrevía y ella empezó a acercarse, me puse nervioso y le dije que salgamos porque sino llegaría tarde a clases.

Fui a dejarla a la universidad mientras yo me iba a todas las reuniones que tenía agendada. Habían veces que salía a montar bici y la acompañaba también mientras platicábamos y nos reíamos.
Un día llegué temprano a casa, Camila me llama y me pregunta si había cenado, le dije que no, entonces me dijo que la espere. Pasaron dos horas mientras yo avanzaba en escribir mis columnas con buena música a todo volumen en mis oídos. Estaba tan concentrado que no me percaté que Camila había llegado. Ella entra a mi habitación, me saca un audífono y me dice:

  • Ya llegué y te traje lo que más te gusta.
  • Pizzaaaaa.
  • Con todo el amor del mundo.
  • Gracias por eso Camila.

Cuando quise pararme, ella se acerca y me besa y yo esta vez le correspondí. Fue un momento tan bonito pero raro a la vez porque todo surgió en una semana. Luego fuimos a comer la pizza al mueble, viendo películas, series y terminamos escuchando música. Pasamos una noche increíble y esta vez decidimos dormir juntos en mi habitación. En más de una ocasión tuvimos intimidad. Nuestra vida de desconocidos que se odiaban pasó a ser una historia de salientes que van más allá.

  • ¿Crees tú que en algún momento seamos novios?
  • Todo depende de nosotros Camila. Me gustaría porque eres una chica linda por fuera y por dentro. Eres inteligente, eres una combinación de ángel y demonio a la vez y eso me encanta.
  • Tengo miedo de que cuando te vayas todo esto se acabe.
  • ¿Y si me quedo contigo?
  • ¡Ay, no! ¿Estás hablando en serio?
  • Por supuesto Camila. Yo debería volver a mi país en nueve días y como sabes yo trabajo de manera independiente. Puedo elegir dónde trabajar, con quién y en qué momento. Pero eso sí, habrá ocasiones donde tenga que ir a Lima al menos dos semanas.
  • No importa, yo te acompaño. Me siento muy feliz con lo que dices. Quiero un novio como tú.
  • Acepto ser tu novio.
  • Me encantas.

Y nos dimos un beso. Luego de terminar con nuestras labores fuimos a dar una vuelta al Parque El Virrey. Siempre había mucho por hacer y si no teníamos planes, nos la ingeniábamos. Camila y yo hemos hecho un buen equipo. Confieso que soy de los hombres que les gusta que esa chica que le interesa también tome iniciativa. Se siente lindo porque el coche se empuja de dos y no solo uno como la mayoría cree.

2 comentarios sobre “Parte 03

Responder a aleksq14 Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s