Una decisión lo cambia todo

Gustavo ¿que estas haciendo?
Saldré un rato y regresaré mañana
Pero dentro de poco es nochebuena y no puedes hacer esto.
¿Y quien lo impide?
Yo lo impido
No me siento bien en este lugar, no quiero pasar una Navidad más con ustedes. Desde que mi abuela murió todo cambió aquí. Hay más gritos en esta casa, tu marido hace lo que quiere y el respeto ya no existe. La Navidad se ha hecho para compartir y no para estar bien unas horas y pasa ese día y todo vuelve a ser la misma mierda o me equivoco?
Pero Gustavo…
Sin peros Julia. Este año iré con los que me sienta cómodo a pasarla y a partir de ahora será así.
¿Te vas a Trujillo acaso?
No te diré dónde estaré. Ya basta de estar pendiente que hago o no.

Y me fui, sólo bajé a despedirme de mi tío Efrain y desearle una bonita Navidad y que sea feliz y que nadie le quite la sonrisa de su rostro.

Era casi las 7 de la noche y llegué lo más rápido que pude a Vivanda y compré algunos panetones, jugos, panes y algunos piqueos y embutidos. Algunos para la cena y otros (en su mayoría) para dejarle a algunos niños de la calle.
El dar es algo que mis abuelos y mi mamá me. Inculcaron desde pequeño.

Ya casi las 11 y 30 de la noche, llegó a casa de.mis hermanas, toco el timbre y para sorpresa de ellas no esperaban que esto iba a suceder. Nos abrazamos muy fuerte, compartimos con Tomás (hijo de mi hermana Silvia) y en esa Navidad volví a ser niño, volví a nacer, volví a creer más en mis sueños y los decisiones. Pude que hoy las estés pasando bien o no tan bien pero sólo sé que una decisión en tu vida lo cambia todo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s